Cómo seremos después del Covid-19

Sociedad

Esta es una incógnita que sale a flote constantemente, tanto en conversaciones entre amigos y familias como en los medios de comunicación.

El cambio que ha vivido la humanidad en general desde el descubrimiento del virus, hasta que fue declarado Pandemia, no ha tenido precedentes para la generación que vive actualmente.

De lo que todos si están seguros es de que todo ha cambiado, quizás ya ni recuerdes como era la vida antes del uso de las mascarillas o tapabocas, o del distanciamiento social, o del confinamiento.

Esta crisis es alarmante, en parte, porque tiene varias características nuevas y desconocidas. Una emergencia médica mundial provocada por un virus que aún no entendemos del todo. Una catástrofe económica autoinfligida como respuesta política necesaria para contener su propagación.

La forma de trabajar, ha cambiado para una gran mayoría, la escuela de los niños, la manera de hacer la compra y hasta de desplazarse en transporte público o en tu coche, o los viajes, no sólo internacionales, sino los internos en cada país, han cambiado notablemente.

Pero, con la esperanza de las vacunas, ya se ve una luz al final del túnel y todos se preguntan cómo será el mundo después que se vuelva a la normalidad.  ¿Será igual?  ¿Habrá cambios?  ¿En qué será diferente?

Lo que depara el futuro

Muchas personas han presentado diferentes teorías de lo que podría suceder después del Covid-19.  Expertos en muchas áreas, y uno de ellos es el Historiador y Futurista de la Universidad del Estado de Ohio, el Dr. David Staley, quien en una reciente publicación indicó cuatro formas en que la vida sería diferente.

  1. Las reuniones virtuales pueden convertirse en la norma, a pesar de que las personas disfrutarán el reunirse nuevamente al final de la pandemia, ya muchos se han acostumbrado a la comodidad de hacer reuniones desde su casa. “Es posible que, después de una oleada inicial de reuniones físicas, descubramos que en realidad preferimos las reuniones y otros negocios realizados virtualmente a Zoom”, escribió.  
  2. Es muy probable que las personas se sientan un poco incómodas una vez que puedan volver a tocar a otras, abrazarse o darse la mano.  Esa sensación puede resultar incómoda por un tiempo, y las personas buscarán más su espacio personal, al que ya han estado acostumbrados. Las personas estarán más conscientes de la distancia, y la costumbre de seguir las pautas oficiales de los países del distanciamiento social, hará que muchas personas sean más conscientes del espacio físico.
  3. Los grandes eventos deportivos y musicales serán muy diferentes. La gente será más cautelosa al asistir a sitios donde exista acumulación de personas.
  4. Puede que comience una nueva era de los derechos de los trabajadores. Durante este tiempo se han reflejado las desigualdades económicas existentes. 

Los desajustes notables entre el valor social de lo que hacen los “trabajadores esenciales” a los cuales se les ha permitido seguir con su trabajo, sin embargo, esa gran mayoría hasta la fecha recibía salarios bastante bajos. Se ha notado realmente que se valora muy poco lo que realmente importa.

Aquellos trabajadores que no son considerados esenciales, como mesoneros, trabajadores de la construcción, cerrajeros Barcelona, recepcionistas de hoteles, trabajadores de la estética y belleza, diseñadores, decoradores, y una gran cantidad de profesionales de distintas áreas han visto sus oportunidades laborales mermar y han tenido que permanecer en casa.